Día Mundial contra el Cáncer
4 de febrero de 202

Cada año se diagnostican en España alrededor de 30.000 cánceres hematológicos sobre todo leucemias, linfomas y mieloma múltiple. Esto supone un 12%
de todos los tumores. Según los datos de Redecan, el cáncer hematológico es el cuarto tipo en incidencia en España tras mama, pulmón y próstata.

La Fundación Leucemia y Linfoma con motivo de este día señala la importancia de:

1.- Un diagnóstico precoz de las neoplasias hematológicas y un acceso rápido a las pruebas diagnósticas necesarias:

  • Divulgar entre la población los síntomas de las patologías que alerten para acudir al médico a tiempo.
  • Concienciar a la población general de la importancia de acudir sin demora a los centros sanitarios si detectan estos síntomas.
  • Realizar un diagnóstico precoz de estas neoplasias como son leucemias, linfomas y mielomas para conllevar un mejor pronóstico de la enfermedad. El abordaje temprano con acceso rápido a las  pruebas diagnósticas es importante para un buen pronóstico.

2.- Rápida respuesta a tratamientos en Servicios especializados y con atención multidisciplinar. Con igualdad para todos, sin limitaciones de acceso por lugar de residencia u otros factores para que ello se traduzca positivamente en la supervivencia y calidad de vida de estos pacientes.

3.- Garantizar el cuidado integral de la persona afectada desde el diagnóstico, y durante el tratamiento, facilitando apoyo social y la atención psicológica especializada.

4.- Garantizar la calidad y humanización asistencial y el apoyo a las familias y los cuidadores, facilitándoles ayudas socio-económicas, laborales e información adecuada.

5.- Facilitar lugares de estancias confortables para enfermos desplazados y su familiar/cuidador para las fases antes y después de los tratamientos (Trasplantes hematopoyéticos, CART) mientras se requieran pruebas y controles continuados.

6.- Evitar la estigmatización de estos pacientes pues la supervivencia ha mejorado con las nuevas estrategias de tratamiento.
Es importante adaptar la legislación para una incorporación flexible y progresiva al mercado laboral después de los tratamientos que pueda adaptarse a la situación de cada persona afectada; así como brindar la atención sanitaria personalizada y adaptada a la situación física y emocional una vez finalizado el tratamiento. Esos procesos se han de incluir en un programa nacional de largos supervivientes.

7.- Acceso a Cuidados Paliativos especializados tanto hospitalarios como domiciliarios con atención continuada 24 horas en cualquier lugar de residencia.

8.- Importancia de fomentar la investigación en estas patologías y apoyar la formación del personal sanitario en Atención Especializada y Primaria para mejorar la atención de estos pacientes

9.- Reclama una autorización más amplia y rápida de los tratamientos innovadores para mejorar el pronóstico de estas enfermedades. España tiene un gran retraso en la aprobación y financiación de ciertos nuevos fármacos respecto a otros países europeos.

10.- Las fundaciones relacionadas con estas patologías, como es la FLL, que mantiene un covenio con GEPAC AECC y Administración Sanitaria, realizan una labor esencial de información y apoyo a pacientes y familiares además de contribuir a la investigación y formación de personal sanitario.

11.- La FLL se une a la AECC para reflexionar sobre el impacto del cáncer en la vida laboral de pacientes y supervivientes de cáncer. La AECC llama la atención sobre este tema señalando que en los próximos años “Superar el 70% de supervivencia, nos enfrentará a un colectivo mayor de pacientes y supervivientes de cáncer, con necesidades no atendidas, entre ellas, las necesidades laborales de las personas con cáncer.

  • El cáncer es de las enfermedades crónicas que tienen una mayor prevalencia de perdida de trabajo, el riesgo de estar en desempleo aumenta un 34% en supervivientes de cáncer frente a la población general.
  • Un 3% ha tenido que cambiar de trabajo a consecuencia de la enfermedad.
  • 37,4% de la población con cáncer se encuentra en edad laboral (más de 110.000 personas).
  • La reducción del 25% de la nómina en las incapacidades temporales, unido al largo periodo de las mismas a causa de la enfermedad, hace que muchos pacientes puedan encontrase en una situación económicamente vulnerable. El cáncer provoca un coste económico al 41% de las familias superior a 10.000€ durante la enfermedad. Esto puede provocar que muchas familias se sitúen en una situación de riesgo de exclusión social”.

La FLL, desde su creación en el año 2.000, colabora en la investigación de estas enfermedades y en la formación de médicos y personal sanitario y presta apoyo psicosocial e información a estos pacientes y sus familiares y colabora con las administraciones para mejorar la atención de los afectados y la humanización de espacios hospitalarios.

Más información en:

Mantente informado:

Suscríbete a nuestra newsletter.